Mangamura, página que el gobierno japones quiere bloquear

El gobierno de Japón ha decidido tomar acciones drásticas para combatir la piratería en línea especialmente a través del bloqueo de sitios, sin embargo hay quienes se oponen al considerar que podrían cometerse excesos.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, encabezó una reunión con funcionarios expertos en propiedad intelectual en la que dijo que el gobierno debe enfrentar el creciente daño que causan los sitios web que suben contenido japonés, como manga y anime, de manera ilegal.

Una de las medidas acordadas fue solicitar a los proveedores de internet bloquear el acceso a los tres sitios más nocivos: Mangamura, AniTube! y MioMio. Se calcula que solo Mangamura tiene más de cien millones de lectores cada mes.

Asimismo, se analizará crear un ente público-privado para que estudie la forma legal de bloquear sitios de Internet ilegales. Según declaraciones del primer ministro Abe el futuro de la industria está en riesgo si los artistas dejand e recibir ganancias por su trabajo.

Se estima que la pérdida causada por los tres sitios mencionados entre septiembre y febrero superó los 400 mil millones de yenes (3,700 millones de dólares).

La preocupación del gobierno en los últimos años se ha asentuado a partir de su programa a nivel internacional para promover la cultura pop japonesa llamado Cool Japan.

En la otra orilla se ubica la Asociación de Proveedores de Internet de Japón que sostiene que el bloqueo podría derivar en el control de la actividad de todos los usuarios de Internet, inclusive de quienes no usan sitios ilegales. El bloqueo viola la privacidad de la comunicación, subraya la organización, que considera que cumplir con lo que pretende el gobierno será difícil para los proveedores.

El problema que enfrenta la propuesta es que el país no cuenta con una legislación específica que permita el bloqueo de sitios de ningún tipo y, mucho menos, por motivos de infracción de derechos de autor. De hecho, la Constitución apoya expresamente la libertad de expresión y prohíbe expresamente la censura.

"Se garantiza la libertad de reunión y asociación, así como el habla, la prensa y todas las demás formas de expresión", dice el Artículo 21.

"No se mantendrá la censura ni se violará el secreto de ningún medio de comunicación", agrega la Constitución.

Parece que en lugar de obligar a los proveedores de Internet a cumplir, el gobierno les pedirá su "comprensión" sobre la base de que se están haciendo daño a las industrias de anime y manga. Según los informes, los ISP ya cooperan para censurar los sitios de maltrato infantil, por lo que se espera que se pueda llegar a un acuerdo similar sobre piratería.

El gobierno también está trabajando para endurecer la ley y hacer frente a aproximadamente 200 sitios locales que enlazan, pero no alojan contenido pirateado. Conforme a la legislación actual, los enlaces no se consideran ilegales.

Pero se teme que las acciones en contra de estos sitios también afecten al derecho constitucional a la libertad de expresión. Se espera que las propuestas sean formalmente aprobadas en una reunión del gabinete sobre política de prevención del delito a fines de este mes.

Más información internationalpress.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin