Diagrama de la marca registrada por Louboutin

Contra todo pronóstico, el diseñador francés Christian Louboutin obtuvo una victoria definitiva en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que le reconoce el registro de su marca consistente en un color aplicado en la suela de un zapato.

Louboutin registró en 2010 su marca en el Benelux en la clase denominada “zapatos”, que en 2013 sustituyó por la clase “zapatos de tacón alto”. Según la descripción de la marca, ésta consiste en “el color rojo (Pantone 18-1663TP) aplicado en la suela de un zapato tal y como se muestra en la imagen (el contorno del zapato no forma parte de la marca, su única finalidad es poner de relieve la posición de la marca)”

En 2012 Van Haren, una empresa dedicada a la venta al por menor de calzado en los Países Bajos, vendió zapatos de tacón alto para mujer con la suela revestida de color rojo, por lo que Louboutin presentó una demanda ante los tribunales neerlandeses con objeto de que se declarara que Van Haren había vulnerado su marca.

Por su parte, Van Haren alegó que la marca de que se trata es nula ya que la Directiva de la Unión sobre marcas enumera diversas causas de nulidad o de denegación del registro, entre ellas la relativa a los signos constituidos exclusivamente por la forma que dé un valor sustancial al producto.

El caso llegó hasta el TJUE y en una opinión emitida por uno de los Abogados Generales en febrero de este año señaló que la marca se trataba de una forma de suela, pero dudaba que el color rojo pudiera cumplir la función esencial de la marca e identificar a su. Esto significa que no existe un rasgo suficientemente distintivo para diferenciarla de otras marcas

Pero en su sentencia dictada ayer, el Tribunal de Justicia considera que, al no haber en la Directiva 2008/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas, una definición del concepto de “forma”, la determinación del significado de este término debe efectuarse conforme a su sentido habitual en el lenguaje corriente.

Para el TJUE en el presente asunto, la marca no consiste en una forma específica de suela de zapatos de tacón alto, dado que su descripción indica expresamente que el contorno del zapato no forma parte de la marca, sino que únicamente sirve para poner de relieve la posición del color rojo objeto del registro.

El Tribunal de Justicia añade que no cabe considerar que un signo, como el controvertido en el presente asunto, esté constituido “exclusivamente” por la forma cuando su objeto principal es un color precisado mediante un código de identificación internacionalmente reconocido.

Con este, el triunfo obtenido en Francia, y otros éxitos en tribunales, Christian Louboutin consolidó por fin su marca: las suelas rojas.

Más información curia,europa.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin