Sábado  18 de noviembre  de 2017  5:22 pm
Taxis amarillos

La apelación que Uber presentó en contra de la decisión del tribunal laboral británico en que se reconoce que los choferes son empleados, fue resuelta la semana pasada con una nueva derrota para la empresa de taxis que se ostenta como una aplicación.

La decisión que fue apelada es de octubre de 2016 y en ella el tribunal en Londres concluyó que los choferes de Uber son empleados y como tal tienen derecho a vacaciones pagadas, descansos pagados y al pago del salario mínimo, National Minimum Wage.

El caso fue presentado por los choferes James Farrar y Yaseen Aslam, representados por el despacho de abogados Leigh Day, bajo el argumento de que sus actos son controlados por Uber, lo que significa que hay una relación laboral subordinada, pero no reciben las prestaciones básicas a los que como trabajadores tienen derecho.

La aplicación fundada en San Francisco, California, sostuvo que los choferes son personas independientes no empleadas por Uber y como tal, la empresa no tiene responsabilidades laborales hacia ellos, ni, en última instancia, responsabilidades civiles ni penales respecto de los choferes.

La semana pasada, el Tribunal Laboral de Apelaciones sostuvo el fallo de primera instancia reconociendo, una vez más, que los choferes de Uber son empleados y como tal tienen derecho a las prestaciones laborales establecidas en las leyes vigentes. Un fallo especialmente importante en la llamada economía de acceso o gig, donde los empleados se clasifican como auto empleados y se les niegan las prestaciones a las que tienen derecho.

Conocida la decisión, voceros de Uber anunciaron que llevarán el caso ante la Suprema Corte, máxima instancia a lo que María Ludkin, directora jurídica de la unión sindical GMB respondió lo siguiente: “Uber debe hacer frente a sus responsabilidades y dar a los trabajadores las prestaciones a las que tienen derecho.

“GMB alienta a la empresa a no desperdiciar el tiempo de todos y el dinero, arrastrando su causa perdida a la Suprema Corte”.

Tom Elvidge, gerente general de Uber en el Reino Unido dijo, por su parte, que “casi todos los choferes contratados de taxis y particulares han sido independientes durante décadas, mucho antes de que existiera la aplicación.

“La razón principal por la que los choferes usan Uber es porque valoran su libertad de elegir si, cuando y a dónde van y por eso tenemos la intención de apelar”.

El gerente de Uber asegura que la decisión del tribunal de apelación se basó en que la empresa exige a los choferes de Uber a tomar el 80 por ciento de los viajes que les son enviados cuando entran a la aplicación, un requisito que dijo “los choferes que usan Uber saben que este nunca ha sido el caso en el Reino Unido”.

Una derrota más para la emproblemada empresa.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin